Jacinto Molero: “Es imprescindible enseñar a los chicos a pensar y a formular preguntas; de otra forma nunca encontrarán las respuestas”

Jacinto Molero: “Es imprescindible enseñar a los chicos a pensar y a formular preguntas; de otra forma nunca encontrarán las respuestas”

Jacinto Molero es profesor en el Colegio San Francisco de Sales de Córdoba. Allí ha puesto en marcha la iniciativa Marea Inclusiva, de la que ya se ha hablado en este blog, un enfoque educativo que reconoce el valor de la diferencia, pone al alumno en el centro del aprendizaje y le ha permitido “crecer como docente”. Este profesor entusiasta e innovador apuesta por las TIC, las nuevas metodologías educativas y el aprendizaje activo como pilares de la nueva educación, la que de verdad preparará a los alumnos para el futuro y, además, ayudará al docente a redescubrir su vocación.

aulaPlaneta: ¿Cree que las nuevas metodologías y la innovación son importantes para lograr la educación del futuro?

Jacinto Molero: Considero que son fundamentales. Son el modo de responder a una nueva realidad y el camino para formar a personas competentes en la sociedad actual. Los chicos de hoy día tienen unos consumos culturales muy distintos a los que tuvimos nosotros. La tecnología forma parte de sus vidas e intentar separar ambos conceptos es un error. Hay que aplicar metodologías activas para que se sientan motivados a aprender, donde el alumno sea protagonista del proceso de enseñanza-aprendizaje. Yo he podido comprobar en el día a día de mi clase cómo alumn@s de 11 años han tardado 5 minutos en explicar a un compañero algo que yo en una semana no había conseguido. Hablo por experiencia propia, pero hay estudios científicos que lo avalan. El profesor David Durán, en su libro Aprenseñar, lo comenta e invita a llevarlas a cabo en el aula: “Las investigaciones disponibles muestran que, en determinadas condiciones, la actividad de enseñar –exclusivamente humana– comporta oportunidades de aprendizaje para quién la desarrolla. (…) Si es así, ¿por qué no promovemos que nuestros alumnos aprendan enseñando a sus compañeros? Ello permitiría aprovechar las diferencias y acercar las instituciones educativas al aprendizaje informal que, potenciado por las tecnologías, ofrece relaciones igual a igual (P2P), basadas en aprender enseñando”.

¿Cómo debemos enseñar?

Creo que es imprescindible enseñar a los chicos a pensar y a formular preguntas; de otra forma nunca encontrarán las respuestas. Hay que enseñarles a buscar soluciones y a probar una y otra vez hasta dar con la respuesta correcta, premiando el error, explorando diferentes vías si es necesario. El que triunfe en un futuro próximo no será el que lleve un título bajo el brazo, será el que sea capaz de dar solución a los distintos inconvenientes que vayan surgiendo, el que tenga capacidad de reiniciarse y repensar soluciones.

¿Qué papel juegan las TIC en esta nueva forma de enseñar y aprender?

Las TIC son herramientas que facilitan el aprendizaje y son un medio de investigación y difusión, pero no son un fin. Hoy día se hacen prácticamente imprescindibles siempre y cuando cumplan su labor facilitadora. No todas las herramientas TIC son igual de efectivas para todos los chicos. Es importante conocerlas y ser capaz de discernir aquellas que realmente nos facilitan el trabajo o el aprendizaje. Para ello la formación es clave, el maestro debe guiar y acompañar a cada alumno en su desarrollo de la competencia digital.

Y el aprendizaje activo, ¿qué supone?

El aprendizaje activo es el que realmente nos proporciona conocimiento real. Promueve la participación continua y la reflexión sobre los contenidos. Es una forma efectiva de desarrollar las competencias básicas, facilita el diálogo, la colaboración y el debate entre los compañeros, y es adaptable tanto dentro como fuera de las aulas. Haciendo es como realmente se aprende, con la práctica. Las cosas que se vivencian, que se experimentan, son las que se quedan grabadas a fuego. Lo que se aprende de memoria se olvida la mayoría de las veces, si no se aprende desde la experiencia, si no se activa el pensamiento crítico. El profesor José Blas García comenta al respecto en uno de sus artículos: “La secuencia del aprendizaje auténtico tiene cuatro estaciones de tránsito ineludible: conocer, comprender, crear y compartir. Se trata de una secuencia no lineal, que retrocede cuando lo necesita a recuperar lo valioso. Un recurrente proceso de investigación-acción para el aprendizaje”. 

¿Qué nuevos roles juegan el docente y el alumno en esta nueva forma de aprendizaje?

El docente acompaña y orienta al alumnado en el proceso, pasa a formar parte de su red de aprendizaje, donde todos aportan, todos comparten y todos aprenden. El maestro deja de ser “el sabio en la tarima” para ser un “generador de las ganas de aprender”, como define Mertxe Badiola, compartiendo la experiencia de aprendizaje con su alumnado. Al mismo tiempo, el alumno toma un papel activo: crea, investiga, dialoga, se autoevalúa y necesita también actuar, en cierto modo, de maestro de sus propios compañeros.

¿Están preparados los docentes para el cambio? ¿Qué necesitan para dar el paso?

Falta convencimiento y formación, pero lo primero lleva a lo segundo. Los medios de comunicación actuales y, sobre todo, las redes sociales, como Twitter, favorecen el acceso a todo tipo de recursos que invitan y crean curiosidad cada vez a más docentes, que acaban iniciándose en este tipo de metodologías. Pero para llegar a ese punto hay que convencerse. Para fomentar este cambio sería interesante entrar en las aulas de otros compañeros, ver sus prácticas docentes, compartir experiencias. En este sentido hay una corriente muy positiva desde hace años con la creación de encuentros educativos como aulaBlog, Edutopia o EABE, que favorecen este tipo de encuentros entre profesionales de la educación. También hay colectivos, entre ellos Trasteando (en) la escuela, que buscan hacer visibles prácticas de innovación educativa, darlas a conocer y fomentar la colaboración entre docentes.

¿Cómo animaría a un profesor a innovar, a probar nuevas metodologías o a introducir las TIC en sus clases?          

Desde la experiencia. Uno comprueba que los alumnos están más motivados, aprenden y tú aprendes con ellos. Comenzaría con pequeños cambios. Que vengan al aula y sientan la escuela, que disfruten de cada día, de cada avance de los alumnos. Me gusta mucho una frase de las geniales infografías de Manu Velasco: “Solo se puede innovar en educación si creemos en nuestros alumnos, si los queremos y los valoramos”. Los animaría para que lo viesen como una oportunidad para crecer. Una oportunidad de redescubrir su vocación.

Más información

Blog de Jacinto Molero

Twitter de Jacinto Molero

Canal de Youtube de Jacinto Molero